Tailandia: un faro de esperanza

Teedoh y su familia luchan contra la pobreza y la violencia en la frontera tailandesa. A pesar del conflicto, la determinación de Teedoh y el apoyo de Compassion son rayos de esperanza.

Tailandia: un faro de esperanza


En 2021, mientras la agitación política y el conflicto se apoderaban de la frontera tailandesa, la vida de Teedoh reflejaba las luchas de muchas familias de la región. En un contexto de precios desorbitados, escasez de alimentos y amenazas de violencia, Teedoh y su marido luchan por sobrevivir.

«Antes conseguía dinero suficiente para comprar arroz para unas dos semanas. Pero desde que empezó el conflicto, sin trabajo, ya no puedo permitirme comprar arroz», dice Teedoh.


Tailandia: un faro de esperanza


Teedoh, madre de tres hijos, trabajaba en una tienda de comestibles mientras su marido realizaba cualquier trabajo disponible en el pueblo. Unidos eran una fortaleza irrompible en tiempos de crisis en los que tenían que huir de ataques inminentes hasta buscar refugio de la agitación que asediaba su aldea.


Tailandia: un faro de esperanza


La historia dio un giro desgarrador cuando a su hijo mayor, Haekerporso de nueve años, le diagnosticaron leucemia.

Su marido tuvo que quedarse con su hijo enfermo en el hospital de Chiang Mai durante casi todo un año, lejos de casa. Separada de su marido y preocupada por su hijo, Teedoh estaba sufriendo pero tenía que luchar por mantener a sus dos hijos que aún vivían con ella.


Tailandia: un faro de esperanza


«Tenía mucha hambre y no quedaba arroz en casa. Me eché a llorar. Echaba de menos a mi marido; estaba muy preocupada por mi hijo mayor, preguntándome si sobreviviría. No tenía dinero ni para comprar un poco de arroz. Pero tenía que mantenerme fuerte por mis otros dos hijos pequeños», explica.


Tailandia: un faro de esperanza


Además de la crisis alimentaria, Teedoh tuvo que hacer frente a la amenaza constante de ataques. «Cada vez que oíamos un bombardero sobrevolando el pueblo, todo el mundo corría. Pero yo me quedaba en casa con mis hijos. Al menos, si pasaba algo, estarían en mis brazos», dice Teedoh.


Tailandia: un faro de esperanza


A medida que el conflicto se intensificaba, las iglesias colaboradoras con Compassion se convirtieron en faros de esperanza para familias como la de Teedoh, incluso cuando la crisis agotaba sus recursos.

Los centros se comprometieron a apoyar a las familias en todo lo que pudiesen y familias como la de Teedoh recibieron el apoyo de la iglesia y de Compassion que trabajaron sin descanso para suministrar alimentos a las personas afectadas por la crisis.


Tailandia: un faro de esperanza


La alegría de Tedoh aumentó cuando su hijo mayor pudo volver a casa del hospital y la familia se reunió por fin.

«Estoy muy agradecida por la ayuda de Compassion. Mis hijos están a salvo y tienen comida, y yo tengo suficiente para alimentar a mi cuarto bebé», dijo Teedoh. La familia había dado la bienvenida a un nuevo miembro: ¡una niña!


Tailandia: un faro de esperanza


La historia de Teedoh es un vivo retrato de las familias que se enfrentan a la violencia de las zonas de riesgo.

Compassion y sus colaboradores locales siguen trabajando para proporcionar ayuda esencial. Esta historia sirve como testimonio del espíritu indomable de quienes se enfrentan a la adversidad y del poder transformador de la compasión en tiempos de crisis.


Tailandia: un faro de esperanza


Dona ahora


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*