Un refugio seguro para Dariné y todos los niños

Dariné se quedó sin padrino el año pasado, pero gracias al fondo ‘Niños en espera de apadrinamiento’, sigue recibiendo ayuda, ¡igual que los demás niños!

Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


Todos los niños esperan ansiosos la hora de la comida. Tienen hambre y muchos han llegado al centro Compassion desde casa sin comer. Entre ellos, algunos reciben ayuda, pero otros siguen esperando a alguien que les apadrine.

Algunos pueden pensar que niños como Dariné, de 8 años, quedan excluidos de recibir ayuda o incluso se ven obligados a dejar de acudir al centro hasta que encuentran un padrino.

Sin embargo, gracias al fondo Niños en espera de apadrinamiento, todos los niños reciben comida.


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


Dariné empezó a ir al centro cuando tenía cinco años y desde entonces se ha convertido en su segundo hogar.

«A veces no puedo comprar comida y me da vergüenza mandar a Dariné al centro sin comer. Pero siempre me dice “mamá, no te preocupes, en el centro me dan de comer y me cuidan”», cuenta Johanna, su mamá..


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


La vida en el centro Compassion

Dariné se quedó sin padrino en 2023. Por eso, hoy recibe ayuda gracias a los donativos de Compassion. Como él, todos los niños que esperan ser apadrinados pueden seguir asistiendo al centro y recibir ayuda sin preocupaciones.

El centro se ocupa de sus necesidades nutricionales, educativas, sanitarias, emocionales y espirituales, y él recibe el profundo amor y apoyo de sus profesores.


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


«No diferenciamos entre niños apadrinados y no apadrinados: reciben comida, atención médica y todo lo que puedan necesitar», dice Isabel, la directora del centro.

Pero hay una diferencia crucial: los niños que están apadrinados pueden entablar y disfrutar de estrechas amistades con sus padrinos y recibir ese amor y cariño especial.


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


Esta diferencia es más visible en los días de cartas y regalos. Cada centro gestiona esos días de la mejor manera posible, tratando de ser sensible con los niños que siguen esperando un padrino.

«En nuestro centro, los niños que no tienen padrino no se sienten excluidos. Les damos materiales como a todos los demás y los animamos a escribir sus cartas con fe, con la esperanza de que algún día llegue el padrino que tanto desean. A los niños les encanta hacer esta actividad», dice Isabel.


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


Apoyo en cualquier dificultad

El fondo Niños en espera de apadrinamiento también garantiza que todos los niños reciban asistencia en caso de emergencia.

En el caso de Dariné, el momento de necesidad llegó cuando una tormenta azotó su casa, poniéndolo a él y a su familia en peligro.

«Nunca damos la espalda a nuestros niños. En el caso de Dariné, pudimos reparar su casa, garantizando su seguridad», dice Isabel.


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


A Dariné le encanta ir al centro Compassion: «Me hace feliz jugar con mis amigos, comer y asistir a las clases de mi profesor».

La iglesia local, colaboradora de Compassion, ya está orando para que cada niño tengo un padrino, pero no espera de brazos cruzados a que esto ocurra. Junto con el centro Compassion, sirven, aman y protegen a todos los niños, para que Cristo se convierta en un refugio de esperanza para ellos.


Un refugio seguro para Dariné y todos los niños


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*