Kenia: la pobreza acaba en Maisha

La pobreza y la enfermedad eran los retos diarios a los que se enfrentaba Maisha desde su infancia. Gracias a Compassion, ¡encontró la vida y la esperanza en Jesús!


La vida en la Kenia rural parece tranquila: exuberantes colinas se extienden desde las montañas hasta la casa de Maisha, donde a menudo el único ruido es el del viento en los árboles. Sin embargo, esta vista no deja ver las dificultades que ha tenido que sufrir la familia de Maisha.

«Maisha y sus hermanos siempre se ponían enfermos», recuerda Tabitha, la madre. «A menudo cargaba a mis hijos a la espalda, durante kilómetros, para llevarlos al hospital».


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


A pesar de las dificultades, esta familia encontró la alegría en su fe en Jesús. Un día se enteraron de que su iglesia iba a empezar a colaborar con Compassion para ayudar a los niños más pobres.

«¡Fui el primer niño inscrito por la iglesia!», recuerda Maisha.


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Aparte de saber que recibiría algo de ayuda, Maisha no sabía mucho más. «Pensaba que Compassion solo nos ayudaría a conseguir algo de comer», dice. Claro que había comida, pero la familia de Maisha se dio cuenta de que el apadrinamiento iba mucho más allá de una simple comida.

En primer lugar, Compassion y la iglesia se ocuparon de los problemas de salud de Maisha. Y pronto, la madre se sintió especialmente feliz al saber que su hijo podría ir al colegio


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


«Si Maisha no hubiera sido aceptado por Compassion, mi vida habría sido muy difícil porque no habría podido pagar su escolarización», explica Tabitha

El hecho de que Maisha pudiera estudiar demuestra lo importante que era la educación para él y su familia: había todo un equipo a su alrededor, ¡desde sus profesores hasta sus padrinos!


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


«En la escuela me di cuenta de que quería ser albañil», dice Maisha. «Quería estudiar construcción para ayudar a mi familia a construir su propia casa».

Safina, directora del centro Compassion, afirma: «Cuando tienes una habilidad y conocimientos, puedes ganarte la vida y ayudar a tu familia. Por eso ayudamos a los niños a cultivar sus sueños».


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Al darse cuenta de que la construcción sería útil en su pueblo, y sabiendo que le interesaba trabajar con las manos, Maisha se matriculó en una escuela de formación profesional. El programa de Compassion le ayudó a pagar la matrícula.

«La educación es poder», dice Chrispus, un profesor del centro de Compassion. «Cuando estudias puedes madurar y conseguir un buen trabajo»..


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Un futuro construido sobre cimientos sólidos

Hace algún tiempo, Maisha terminó su viaje con Compassion. Ha construido una casa junto a la de su familia, así como varias viviendas para otros parientes y aldeanos. Se gana la vida con su profesión.


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Sus padrinos pudieron visitarlo para ver lo que había hecho con su ayuda.

«Cuando caminaba hacia ellos, la madre de Maisha vino corriendo y me abrazó. Fue un abrazo largo, más que un saludo. Fue como el amor de una hermana, y fue realmente especial», cuenta Cristina, su madrina.


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Mirando a su alrededor, Cristina ha visto las diferentes casas que Maisha ha construido. Sabe que el haberlo apadrinado ha tenido un gran impacto, no solo en la vida de un niño, sino también en la de su familia y su comunidad.

Hoy, este joven sirve en la iglesia y el centro Compassion que le apoyó en los días más difíciles de su familia. De hecho, hoy es voluntario como profesor de escuela dominical.


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Su implicación con la iglesia anima a sus padrinos: «Oramos para que continúe su camino en Cristo, se está convirtiendo en un líder de la iglesia. Es muy emocionante para nosotros».


Kenia: la pobreza acaba en Maisha


Dona ahora


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*