Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina

Gracias a la intervención de la iglesia y el centro Compassion en Kenia, este padre se ha unido a la batalla contra la plaga de la mutilación genital femenina.

Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina


El sol poniente proyecta un cálido resplandor sobre la choza de Joseph en Kenia. Este padre está sentado en el suelo, jugando con su hija pequeña. Joseph sabe que la mutilación genital femenina sigue siendo una práctica común entre los masai, que pone en peligro a niñas como su hija. Por eso está determinado a protegerlas.

Aunque la mutilación genital femenina es ilegal, sigue practicándose en un porcentaje significativo de las sociedades kenianas, en perjuicio de niñas y mujeres jóvenes. Esta práctica tribal causa daños físicos, como heridas e infecciones, así como traumas emocionales a largo plazo.


Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina


Nuestro deber es proteger a los niños

Desde 2021, la iglesia que colabora con Compassion ofrece cursos de formación sobre protección de menores. «Compassion, junto con la iglesia local, tiene la misión de proteger a los niños de todas las tradiciones negativas, incluida la mutilación», explica Emma, una de las colaboradoras locales.


Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina


Por eso, la iglesia ha ayudado al personal del centro y a las familias a comprender el daño que causa la mutilación genital femenina en la vida de las niñas y las jóvenes.

«Esta formación me abrió los ojos al sufrimiento de las niñas», explica Joseph. «Empecé a comprender el dolor al que se han enfrentado miles y miles de niñas».


Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina


«Decidí que el mundo avanza y que no podemos estancarnos en prácticas culturales que perjudican a los niños, pero fue una decisión difícil por la reacción violenta a la que me enfrenté», añade.


Firme contra las tradiciones dañinas

Joseph, junto con su mujer, está decidido a proteger a las niñas: «Me alegra que mi marido abogue por la lucha contra la mutilación femenina», dice Naitoti, esperanzada. «Mi generación fue víctima de esta práctica, pero gracias al ejemplo de la iglesia y de Compassion, ahora los hombres también empiezan a luchar con nosotras».


Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina


Con el apoyo de su iglesia local y de Compasión, Joseph se ha convertido en un defensor de las niñas de su comunidad. Comparte lo que aprende con otros padres y les anima a proteger a sus hijas.

«Les dije a los ancianos del pueblo que la mutilación genital femenina no hace más que daño», dice Joseph. Espera que si sigue implicando a otros hombres, ellos también entiendan la necesidad de que las niñas y las jóvenes crezcan sanas y en paz.


Joseph, un padre en la lucha contra la mutilación genital femenina


«Espero que un día, cuando sea viejo, las niñas digan: gracias a este hombre, ahora somos libres».


Dona ahora


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño


Cómo orar con nosotros:

  • Ora por Joseph: que tenga la fuerza para promover un cambio en su pueblo.
  • Ora para que las autoridades respeten las leyes que protegen los derechos de niñas y mujeres.
  • Ora para que las niñas y las jóvenes puedan recibir ayuda y protección cuando lo necesiten.
  • Ora para que, junto con las iglesias locales, los centros Compassion puedan mostrar el amor de Cristo, para que las niñas y las jóvenes comprendan su valor y sepan cuánto las ama Dios.

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*