Indonesia: Dios responde a mi oración

Tivani, de 12 años, oró por una Biblia durante mucho tiempo. Su oración fue escuchada y ella sigue teniendo fe en que Dios responderá a las necesidades de su familia. A continuación, nos lo cuenta con sus propias palabras.

Indonesia: Dios responde a mi oración


Me encanta ir al centro Compassion con mis amigos y mi profesor. Es el único lugar donde me olvido de mis dificultades.

Lo que más me gusta del centro Compassion es que mi profesora me escucha. Además, siempre ora conmigo cuando la necesito.


Indonesia: Dios responde a mi oración


Gracias a su ejemplo he aprendido a orar por todo, como dice Filipenses 4:6: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Le cuento a mi profesor todo lo que pienso, pero hay algo que siempre me he guardado para mí: desde que estaba en segundo, soñaba con tener mi propia Biblia.


Indonesia: Dios responde a mi oración


Todos los días oraba para que algún día mi padre tuviera dinero suficiente para comprarme una Biblia. Sé que una Biblia cuesta 150.000 rupias (unos 10 euros), y mi padre necesita mucho tiempo para ahorrar tanto dinero.

A veces quería dejar de orar porque parecía que mi padre no podía ganar más. Mi padre dice que el dinero que tenemos no llega ni para comprar comida.


Indonesia: Dios responde a mi oración


Nuestra situación se complicó aún más cuando mi madre murió hace dos años. Desde entonces, mi padre se ha vuelto más reservado.

Ahora oro para que mi padre siga teniendo fuerzas para cuidarnos a mi hermana y a mí. Lloro cuando oro, porque echo de menos a mi madre. Lloro porque sé que mi padre se siente solo.


Indonesia: Dios responde a mi oración


Para consolar a mi padre, todas las mañanas me siento con él antes de que se vaya a trabajar. Siempre me pregunta por el colegio y por lo que aprendo en el centro Compassion.

En Navidad, el centro organizó una fiesta, a la que también fue invitada mi familia. Recibimos un regalo. Mis amigos y yo estábamos contentos porque nuestros padrinos nos habían enviado un regalo, ¡pero había más!

El director del centro también me entregó una Biblia. Casi no me lo podía creer: ¡Dios había respondido a mis oraciones


Indonesia: Dios responde a mi oración


Cuando recibí la Biblia, me di cuenta de la bondad de Dios. Me regaló la Biblia por la que tanto había orado.

Dios es bueno conmigo porque, aunque mi madre ya no está con nosotros, mi padre tiene energía para cuidar de mí y de mi hermana.

Sé que Dios me escucha y me consuela a través de mi profesor del centro Compassion.


Indonesia: Dios responde a mi oración


Para aquellos que todavía estáis esperando una respuesta, no os rindáis. No dejéis de orar, Dios ha respondido a mis oraciones.


Dona una Biblia para cada niño


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*