El hambre golpea a los más indefensos

El 28 de mayo es el Día Mundial contra el Hambre. Junto con más de 8.000 iglesias de todo el mundo, trabajamos para salvar a los niños de la hambruna. ¡Descubre cómo puedes aportar tu granito de arena!


Desde 2019, el hambre no ha dejado de aumentar. El efecto de esto en la vida de los niños nos duele profundamente, pero no nos rendimos: ¡queremos responder a las necesidades de los niños que sufren, junto con quienes apadrinan y con las iglesias!

En los dos últimos años, hemos distribuido 1.360.956 kits de alimentos a 275.877 familias. Además, durante la fase más grave de la pandemia (2020-2022), distribuimos más de 23 millones de kits de alimentos a niños y sus familias.

También trabajamos para garantizar ayuda sostenible en el tiempo: gracias a la generosidad de tantos, donamos semillas, fertilizantes, ganado y formación agrícola para que quienes viven en situación de pobreza tengan soluciones a largo plazo.


Emergenza fame in Colombia


En Colombia, a niños como Johaner y su hermana pequeña, estas acciones les cambian la vida.

«Cuando no tenemos comida en casa, me pongo muy triste», dice Johaner, de 9 años, que sufre desnutrición desde hace mucho tiempo. Elis, su madre, a menudo no podía enviar a su hijo a la escuela. «Tenía tanta hambre que no podía asistir a clase. Me preocupaba que suspendiera»..


Emergenza fame in Colombia


Compassion trabaja con más de 8.500 iglesias en 29 países de todo el mundo. La iglesia local del pueblo donde vive Johaner nos ayudó a proporcionar alimentos a su familia. La comida ha ayudado a este niño a recuperar fuerzas, su salud ha mejorado y ahora puede seguir yendo al colegio


Perù: nasce un nuovo centro per l’infanzia, insieme alla chiesa!


Colombia es sólo uno de los muchos países que se enfrentan a la crisis alimentaria mundial. Una combinación de condiciones meteorológicas extremas, conflictos y pobreza ha provocado la peor crisis alimentaria de la historia moderna. Los niños son los más afectados: 333 millones viven en la pobreza extrema y no saben de dónde vendrá su próxima comida (datos del Banco Mundial).

«Estamos asistiendo a un aumento de los niños afectados por el hambre. Si no intervenimos, se verán obligados a vivir en situaciones de emergencia», señala Faith Magadi, experta en ayuda en catástrofes de Compassion.


Fame: un ospite sgradito nella vita di donne e bambine


En Haití y Burkina Faso, otros dos países donde Compassion trabaja con iglesias locales, más del 50% de los niños corren el riesgo de pasar hambre. Lo comprobamos cada vez que un niño se matricula en nuestros centros

El primer signo evidente es el retraso en el crecimiento, resultado de una nutrición deficiente durante el embarazo y la primera infancia. Las cifras siguen aumentando a medida que Compassion y sus iglesias colaboradoras llegan a las zonas más pobres del mundo.


Fame: un ospite sgradito nella vita di donne e bambine


«El hambre y la desnutrición proyectan una sombra devastadora sobre el desarrollo infantil, tanto físico como cognitivo y emocional», afirma la Dra. Yona Kapere, médico de Compassion. «Estos problemas persisten en la edad adulta».

Además de los efectos físicos, los niños malnutridos y víctimas del hambre suelen tener dificultades de aprendizaje y memoria. Esto afecta a su rendimiento escolar y a una de sus principales oportunidades para salir de la pobreza. Además, suelen tener problemas emocionales y de comportamiento, como ansiedad y depresión.


Burkina Faso: in fuga da fame, siccità e violenze


Wennefangdé, de 14 años, es una niña matriculada en un centro Compassion en Burkina Faso, creado en colaboración con una iglesia local. Nuestros voluntarios le proporcionan kits de alimentos y otros recursos para ayudar a su familia en estos tiempos difíciles.

«Obligados por el conflicto y la violencia, tuvimos que dejar nuestra casa, nuestra granja, burros y cabras para trasladarnos a la ciudad», dice el padre Marcel. «No quiero ver a mis hijos irse a la cama con el estómago vacío».


Burkina Faso: in fuga da fame, siccità e violenze


Del mismo modo, en Haití, una convergencia de acontecimientos, entre ellos el reciente y dramático aumento de la violencia de las bandas, ha provocado un incremento del hambre entre los niños.

«Aunque la violencia de las bandas se limite a ciertas regiones, muchos niños sufren malnutrición a causa de este problema», afirma Abbel Joseph, trabajador de Compassion en Haití.



«Las bandas criminales han bloqueado el paso de alimentos desde los puertos a otras partes de Haití que los necesitan desesperadamente».

«El pueblo haitiano es fuerte», añade Joseph. «A pesar de las dificultades, seguimos adelante sin rendirnos. Sin embargo, hoy la situación es realmente dura: hay niños que ni siquiera comen una vez al día»..


Dona ahora


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*