Bangladesh: Protima hace oír su voz

Esta es la historia de Protima, nacida en situación de extrema pobreza, que se enfrentó a la tradición del matrimonio infantil defendiendo sus derechos. Ahora sueña con un futuro diferente.

Bangladesh: Protima hace oír su voz


El corazón le late muy fuerte y deprisa. Protima sabe que el centro Compassion es el único lugar seguro para confesar lo que le está pasando en casa. Se siente aliviada tras haber hablado con Lucas, el director del centro Compassion, pero ahora llega lo difícil: volver a casa.

Cuando Protima fue inscrita en el centro Compassion, hace más de diez años, sus padres sobrevivían con los escasos ingresos de unos recolectores de hojas de té.

Sagor, su padre, siempre hizo todo lo posible por cuidar de su familia, luchando contra su situación de pobreza extrema.


Bangladesh: Protima hace oír su voz


«Cuando era pequeña, y él volvía del trabajo, me decía: ¡Ven, hija mía, papá ya está en casa! En cuanto lo oía, corría a abrazarlo», cuenta Protima.

Pero pronto dejaría de escuchar esas palabras.


Atrapada entre dos mundos

A medida que pasaba el tiempo, papá Sagor empezó a cambiar de actitud y a mostrar preocupación. Nunca se le hubiese pasado por la cabeza que su hija se convertiría en una excelente estudiante y tuviese el sueño de ser enfermera.


Bangladesh: Protima hace oír su voz


En lugar de animarla, se volvió estricto y restrictivo. Estaba absolutamente convencido de que una chica no tiene más remedio que sacrificar sus sueños y su futuro para cumplir con la obligación de casarse muy jovencita.

Su madre, Jusna, nunca se había pronunciado al respecto ni se había formado una opinión. Así que no se lo pensó dos veces: ella apoyaba a su marido en esto, pues la formación es más importante para los chicos que para las chicas.


Bangladesh: Protima hace oír su voz


Protima sabe que la postura de sus padres le está impidiendo dar lo mejor de sí misma en el colegio y, por muy difícil que sea, sabe que tiene que pedir ayuda y alzar su voz.


La importancia de la protección a la infancia

En el centro Compassion, Protima y los demás niños han aprendido a identificar los abusos para poder prevenirlos.


Bangladesh: Protima hace oír su voz


Entre familias como la de Protima, donde los padres nunca han ido al colegio, es difícil transmitir la importancia de proteger a los niños de prácticas como el matrimonio infantil. Sin embargo, nuestros colaboradores saben que muchas cosas se solucionan hablando y formando a las familias.

Cuando Protima habló con Lucas y otras personas de Compassion y les contó lo que pasaba en casa, ellos se reunieron con Sagor y Jusna.

Pasaron tiempo escuchando sus preocupaciones y ayudándoles a entender que hay un camino diferente para su hija. Un camino de educación, de libertad y de un futuro sin la obligación de casarse contra su voluntad.


Bangladesh: Protima hace oír su voz


Gracias a eso, los padres de Protima fueron convencidos: ¡las niñas también tienen derecho a estudiar y a ser felices!

Ahora, Protima, explica a las niñas del barrio la importancia de perseguir sus sueños, de alzar sus voces y de luchar contra el matrimonio infantil pidiendo ayuda.


Bangladesh: Protima hace oír su voz


«Mis amigas me lo han agradecido infinidad de veces. Gracias a mi lucha, ellas también se han atrevido a luchar contra la violencia y abusos en sus casas, haciendo oír sus voces».


Apadrina a una niña

Apadrina a una niña y ayúdala a superar los muchos obstáculos que enfrenta. Ayúdanos a defender sus derechos garantizando educación, atención médica y protección contra el abuso y la violencia.

Apadrina a un aniña, hoy

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2024 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 29 países en Asia, África y América Latina.*