Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca

Tristemente muchas niñas y jóvenes encuentran más dificultades a la hora de tener acceso a una educación. En Compassion luchamos por traer igualdad de oportunidades, incluso, ¡llegando a abrir bibliotecas!


Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca


"¿Te has enterado de la última noticia? ¡El centro Compassion ha abierto una biblioteca!", exclama Biren. "Pero ¿qué significa eso?", pregunta su esposa Kamini.

Es la primera vez que han escuchado hablar de una biblioteca. Antes de verlo con sus propios ojos, ni siquiera se imaginaban que cupieran tantos libros en un solo lugar.


Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca


En el norte de Bangladesh, los padres de Ripa crecieron sin las oportunidades de aprender a leer, escribir o ir a clases. Tuvieron que trabajar en los arrozales, y no pudieron recibir una educación.

En este pueblo del norte de Bangladesh, donde la electricidad aún no ha llegado a todos los hogares, muchas familias ni siquiera pueden tener acceso a un libro. Sin embargo, poder leer ha sido un sueño hecho realidad desde que Compassion abrió las puertas de la primera biblioteca.

Cuando nuestros colaboradores empezaron a transportar las pesadas estanterías al centro Compassion, la noticia se difundió rápidamente. Las personas estaban muy confundidas, ya que nadie sabía lo que era "una biblioteca" ni para qué servía.


Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca


"Tuvimos algunas reuniones para explicar a los padres cómo funciona la biblioteca y que todos podrían tener acceso a ella libremente en el centro Compassion", nos relata Mina, la directora del centro.

Una vez se terminó de construir la biblioteca, Mina reunió a los niños y lanzó la siguiente pregunta: "¿Cuántos de vosotros sabéis pedir prestados los libros que acaban de llegar?".

Al principio, los niños solo se miraban los unos a los otros, pero después de un rato, todos estaban muy ilusionados por pedir un libro en la biblioteca.


Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca


Incluso los alumnos de secundaria se han interesado por acercarse a la biblioteca para prepararse para sus exámenes. Muchas familias apenas cuentan con los alimentos necesarios para el día a día, por lo que comprar un libro ni siquiera es una opción para ellos.

Continuamos animando a todos los niños a leer más libros y a llevarlos a casa. Los padres se sienten muy orgullosos al ver a sus hijos absortos en la lectura.

"Cada dos semanas, mi hija Ripa trae a casa varios libros para leer", comenta Biren, papá de Ripa. "Estoy muy orgulloso de ella. Ahora sabe leer y escribir, algo que yo nunca he podido hacer".

Ripa ha descubierto lo mucho que le ayuda la biblioteca con sus estudios.


Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca


"Gracias a la biblioteca, he podido leer varios libros, revistas y practicar para mis exámenes de fin de curso, ¡y cerca de casa! Todos los estudiantes estamos muy contentos de que el centro haya pensado en esta iniciativa", explica.

Itti también está de acuerdo: "¡Gracias a que tenemos acceso a los libros de la biblioteca cerca de casa, mis exámenes de octavo han ido bien!".

Según datos del Banco Mundial, alrededor del 30% de la población de Bangladesh no sabe leer ni escribir. Los libros y el material didáctico proporcionados por la biblioteca están marcando una gran diferencia en la vida de muchos niños: ahora pueden contar con una educación.

Los padres también están aprendiendo junto con sus hijos, ellos los escuchan leer en voz alta.


Bangladesh: por fin tenemos una biblioteca


Una biblioteca ya está marcando la diferencia en una comunidad, y estamos seguros de que se abrirán más.


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2023 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 25 países en Asia, África y América Latina.